¿Qué haces cuando la fruta se te pone pocha? No nos digas que tirarla porque nos dolería enterarnos de las posibilidades que te estás perdiendo al no aprovechar la piel y la carne de las piezas que hay en el frutero cuando empiezan a envejecer. Desde aliños para platos salados como las mejores opciones dulces, hay todo un mundo de alternativas para la fruta pocha que no nada tienen que ver con la basura.

Atrévete a hacer helado con esas mandarinas que ya no hay forma humana de comerlas, una compota con las manzanas que se agujerean o el colmo de la sabrosura: una salsa dulce para carnes a la brasa.

Aprovechamos la fruta pocha en cinco cómodos pasos

Cada vez somos más adictos al helado de mandarina: fácil de preparar, divertido al paladar y muy económico.

Aprovechamos la fruta pocha en cinco cómodos pasos

Pato confitado, a la naranja o al limón. todo un clásico en la gastronomía asiática y en tu casa si los cítricos del desayuno están tan amargos que ya no se pueden beber.

Aprovechamos la fruta pocha en cinco cómodos pasos

También puedes darla salida a la fruta pocha con mermeladas caseras. Hazla reducidas en azúcar y cuida tu salud a la vez que disfrutas de sabores dulces.

Aprovechamos la fruta pocha en cinco cómodos pasos

La compota de manzana es uno de los mejores saciantes y digestivos que existe. Puedes hacer lo mismo con los higos que empiecen a pocharse.

Aprovechamos la fruta pocha en cinco cómodos pasos

Coge leche, aprovecha el azúcar de la fruta y tu pieza madura de fruta y prepara un batido.