No temas, septiembre tiene multitud de cosas buenas. Las horas de luz siguen siendo muchas, las temperaturas son mucho más amables –ay, qué bien sientas fresquito de la mañana–, y aún tenemos recuerdos memorables de las vacaciones en la mochila. Este es un mes que, en ciudades como Barcelona, lugar de mar y sociedad, sabe especialmente bien porque al chapuzón le sigue la quedada con amigos y familia en el restaurante de referencia, o viceversa. Reír, hablar, escuchar y fluir.

Serán encuentros tan placenteros que extenderlos se tornará necesario. Y, para esa prórroga, nada como echar mano de Bulldog, nuestra ginebra de botella negra predilecta, esa que nunca falla, que siempre refresca y que eleva la experiencia aún más. Además, lo hace sirviéndose de la simplicidad y demostrando que, muchas veces, menos, es más; esto es, un perfect serve para el que sólo se necesita un buen hielo roca, una rodaja de lima y, para aquellos que no teman al riesgo, un toque de pimienta negra molida. Pero antes, comer, siempre comer –bien–.

  • Feroz. Tuset, 27

Aquí te animan a que te pierdas en una jungla de increíble sabor. Feroz es atrevimiento, es decisión, simplicidad, pero también complejidad. Es una actitud ante la vida basada en el no quedarse a medias, en poner toda la ilusión, alma y fuerza en cada reto que el destino te planta delante. Cada plato y cada Gin Tonic Bulldog, su premium partner, nos habla de todo esto. Aquí rugen con la flor de calabacín rellena de mozzarella y crema de anchoas, con las navajas Finisterre a la plancha, con el carpaccio de gamba y con el roastbeef asado con aceite de romero. Sólo queda rendirse en la batalla y ganar con la copa.

  • La Terraza del Pulitzer. Hotel Pulitzer. Bergara, 8

Y de repente, en medio de la ciudad, la renovada terraza del Hotel Pulitzer se abre como un oasis urbano decorado con infinidad de plantas por la interiorista Lázaro Rosa Violán. ¿Te imaginas un lugar mejor para entregarse al placer de la copa tras una buena comida a cargo del chef Marc Pérez? La programación musical extendida hasta el domingo se acompaña de delicias como la bomba de costilla a baja temperatura, el fish sándwich o la veggie burger. Te avisamos, no querrás bajar a la “Tierra”.

  • Mr. White. Manso, 22

Es el lugar perfecto para relajarse tras el trabajo. Y es que, por mucho que nos pese, septiembre ha llegado. A no ser que seas uno de esos afortunados que viaja en temporada baja, toca volver con todo. Por eso, los encuentros con tu gente se tornan imprescindibles, la mejor forma de pasar el trago. Y nunca mejor dicho, porque en Mr. White saben cómo arreglar cualquier día, en cualquier momento y, para ello, han creado un acogedor espacio donde desconectar y disfrutar de una copa Bulldog muy bien preparada. Y que el mundo siga girando.

  • Vivo Tapas Restaurante Coctelería. Roselló, 255

¿Quieres conocer un lugar exclusivo donde pasar momentos únicos? Entonces acércate hasta Vivo Tapas. Aquí combinan cenas con eventos, música en directo y, cómo no, el Gin Tonic de Bulldog en su copa negra. Su ambiente es acogedor y acorde a la distinguida zona del Eixample. Su cocina es creativa y está repleta de tapas y platos frescos y cuidados. Carpaccio de lubina, tortilla de patatas trufada, katsusando de atún rojo y elaboraciones de aquí que siempre apetecen como el arroz de marisco, el solomillo con patatas o la croqueta de gamba roja. Un punto de encuentro ideal.

  • Negro. Diagonal, 640

A pesar de su nombre, ellos se consideran también muy verdes, por eso de sus dos terrazas en las que disfrutar del frescor que nos trae septiembre. El lugar ideal para saborear los platos mediterráneos con sabores mejicanos, peruanos, italianos y asiáticos que aquí preparan. Dentro, cuentan con una barra central que es la vida misma y la gastronomía del día a día. Siempre hay sugerencias fuera de carta que le aportan al lugar aún más dinamismo. En Negro hay que terminar siempre con un buen postre casero, bueno, y con un Gin Tonic Bulldog claro, servido en su copa de balón –también– negra. Después, música en directo y la ligereza de lo sencillo.

  • Belbo Dos Besos. Rambla de Catalunya, 15

Es una oda al espectáculo, a la diversión y a la gastronomía italiana. Ya sea por su ubicación, entre Rambla de Catalunya y Gran Vía de Les Corts Catalanes, por su cocina, su decoración o por su ambiente, está claro que Belbo Dos Besos es uno de los place to be de Barcelona. En su planta baja se disfruta de una cocina italiana más informal, con mucha pizza y una agradable terraza; en el piso de arriba la propuesta es más nocturna y cabaretera, con espectáculos en directo y todas las ganas de divertirse. Pero en ambos espacios el Gin Tonic es el mismo y se sirve en copa negra.

  • Café del Arquitecto. Rambla de Catalunya, 104

Rinde tributo al arquitecto barcelonés Enric Sagnier y lo hace a través de su interiorismo contemporáneo. Así, el restaurante es sobrio y delicado, con fotografías de Sagnier y elementos artesanos propios de un taller de arquitectura de la época. Sobre el plato, productos de proximidad y sabores mediterráneos: arroz de setas y espárragos trigueros, boquerón marinado con tomate, lima, y picada de frutos secos, ensalada de tomates de payés de temporada y cebolla encurtida, lomo de corvina salvaje a la parrilla, steak tartar de solomillo, yema de huevo curada y mostaza, etc. En la copa, la ginebra premium que más nos gusta.

  • The Secret Q. Rambla Cataluña, 70

Después de una comida que termina mucho mejor de lo esperado, lo suyo es alargar ese buen momento y hacerlo tomándose el Gin Tonic que nunca falla en la copa de balón negra. Pero ¿dónde? Sin duda en The Secret Q, un proyecto de entretenimiento de lujo donde se disfruta de una selección musical variada a cargo de los mejores artistas. Pero no sólo eso, su propuesta gastronómica presenta un original concepto con una oferta que combina la cocina tradicional francesa y la mediterránea.

  • Stereo 18. Passeig del Born, 18

Este lugar nació del sueño de juntar la buena música, amigos, buenas copas y un ambiente retro agradable. Por eso su plantilla está siempre dispuesta a hacerte pasar un buen rato y no se olvidan de que una de las claves para ello es combinar rapidez y diversión. Además, la música es (casi) siempre en directo, ya sea a través de Dj sets o de conciertos, y de cualquier época, porque tienen claro que la buena música no tiene fecha de caducidad. También saben que la ginebra Bulldog se saborea sin mucha complicación, pero sí con el toque de la lima y la tónica premium. ¿A qué esperas para reservar tu mesa?

  • Bestial. Ramón Trias Fargas, 2-4

Desde su terraza sólo se ve azul del mar y del cielo, también verde de sus palmeras y otros árboles que la rodean. Su cocina es puramente mediterránea, sabrosa, tranquila y amorosa. Hay opciones ligeras, como la berenjena a la brasa con tomate confitado o la ensalada de espinacas con pepino, yogur y nueces; otras de mar como el rodaballo a la brasa y el pulpo con crema de chirivía; de tierra con ese pollo picantón en escabeche delicioso; y para paladares dulces que no perdonan el postre véase un flan casero, coco-loco o xuxo con amaretto.

Disfruta de un consumo responsable, 40º. Comparte el contenido solo con mayores de 18 años.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta