Tres veces por semana y durante 10-15 minutos (sin protección solar, ojo) es tiempo suficiente para que nuestro cuerpo sea capaz de producir los niveles requeridos de vitamina D. Una vitamina liposolubre que se almacena en el tejido graso del cuerpo y ayuda a absorber el calcio, uno de los minerales esenciales para que los huesos crezcan sanos y fuertes.

Pero además del sol, también existen ciertos alimentos que, de manera natural, contienen o son enriquecidos (fortificados) con este tipo de vitamina. ¿Quieres descubrir cuáles son? Atento.

Alimentos con un extra de vitamina D

Los enriquecidos con vitamina D son una perfecta opción para el desayuno y si además contienen fibra mucho mejor.

Alimentos con un extra de vitamina D

Además de proteínas y vitamina B12 el huevo es una gran fuente de vitamina D. Pero sobre todo la yema.

Alimentos con un extra de vitamina D

Pero también otros pescados como la caballa, el arenque o las sardinas también nos pueden valer igual. Si optas por los enlatados, que sean en aceite de oliva en lugar de aceite de girasol o agua.

Alimentos con un extra de vitamina D

Son una gran fuente de vitaminas (B12, hierro, magnesio, zinc y cobre), y concretamente de la D. Y aunque se consideran un manjar, se deben comer con moderación. Sobre todo aquellas personas con enfermedades o problemas de corazón.

Alimentos con un extra de vitamina D

Aquí podríamos incluir en un mismo pack el tofu, el queso y la leche de soja que, con frecuencia, están enriquecidos con vitamina D y calcio.