A lo mejor tú te entregas en cuerpo, alma y espíritu al café, pero no todo el mundo comparte tus gustos culinarios-mañaneros. Al menos, no Selena Gómez, quien prefiere empezar un poco más fuerte que tú por las mañanas con este alimento. El jengibre.

Sí, podría haber sido un té matcha, chía o un sándwich de mantequilla de cacahuete y mermelada, pero en esta ocasión y para esta cantante (y actriz) la mejor manera de empezar la rutina de cada día es tomándose un chupito de esencia de jengibre o, simplemente, recurriendo al método tradicional: dar un mordisco a un pedazo de la raíz. Un hábito que, por repugnante que parezca, es recomendado por muchos médicos y especialistas en nutrición.

¿Funciona de verdad este ritual? Lo cierto es que sí: va muy bien para las náuseas, los mareos, las malas digestiones y los dolores de estómago. Además de ser una buena fuente de compuestos antiinflamatorios y, por ende, un buen remedio para la artritis o dolores de huesos, en general.

Pero el auténtico motivo que ha hecho que Selena Gómez no pueda resistirse a un bocado de jengibre es el buen efecto que este alimento tiene en sus cuerdas vocales: reduce la inflamación y alivia el dolor, dejando la voz saneada de cara a sus conciertos, tal y como confesó ella misma en el Carpool Karaoke de James Corden.