Cuando te apetece comer de todo menos comida normal, combinar dulce y salado es una de las mejores opciones: patatas fritas, gominolas, pizza, helado, batido, tortitas… y un sin fin de productos procesados. Esto es lo que debieron pensar los creadores de un helado que ha arrasado en Estados Unidos: el helado cubierto de Cheetos.

Los creadores de este nuevo sabor son los dueños de la heladería neoyorkina Big Gar Icecream, conocida por inventar helados y postres muy originales como el Cheat-Oh, un helado de vainilla combinado con polvo de Cheetos. Según sus creadores, la mezcla de la vainilla con lo salado de los Cheetos se lanzó como postre de temporada pero debido a su demanda ha llegado para quedarse.