El consumo de agua mineral embotellada está situándose muy por encima de los refrescos, y su versión más cristalina con romero está siendo la preferida por una amplia mayoría de consumidores gracias a sus beneficios para la salud.

Alargar la vida todo lo posible o disfrutar del mismo tiempo pero con mayor calidad es uno de los objetivos inconscientes que todos nos  marcamos en el día a día. Para ello buscamos formas de hacerlo sin tener que realizar un esfuerzo sobrehumano, por ejemplo, bebiendo y comiendo sano. Un ejemplo de bebida es No1 Rosemary Water , un agua con romero, de inspiración italiana y con escaso tiempo en el mercado, que ayuda a ganar longevidad gracias a sus múltiples ventajas  nutritivas.

La aventura de lanzar agua mineral con romero comienza en una pequeña aldea de Italia, Acciaroli, en septiembre del año pasado, donde se comprueba que más del 10% de la población consigue llegar, en buenas condiciones, a los casi 100 años de vida y que la razón tiene que ser el único común denominador identificado: el consumo de romero crudo.

Un descubrimiento que el empresario David Spencer-Percival no pasa por alto y, abandonando su importante puesto en una empresa, se lanza a la aventura de embotellar agua  aderezada con este condimento.

Así llega al mundo No1 Rosemary Water, la misma que ha conseguido desbancar del mercado de consumo a las bebidas tradicionales sin alcohol y que de paso guiña un ojo a la salud al dar a sus consumidores un buen premio de consolación: vivir más.

Y en el caso de no conseguirlo, vivir mejor el tiempo que tengamos.