2015 es, sin duda, el año de la street food en nuestro país. Ha venido con fuerza – y quizás no sea algo pasajero – a través de la celebración de una gran diversidad de eventos que ensalzan una forma más casual de disfrutar de la comida, restaurantes que se han volcado de lleno en este formato e incluso en programas de televisión que buscan representar su magia.

Pero mucho más allá del concepto de street food surge Furgourmet, un proyecto nace de la iniciativa de una pareja joven a través del alquiler de varios diferentes modelos de furgonetas de estilo vintage para que otras personas puedan celebrar eventos en los que la comida callejera sea la protagonista –, incluso para otro tipo de formatos como presentaciones de marcas, photocalls, cumpleaños, bodas o cualquier otro evento. Es un proyecto recién salido del horno, hecho con mucha ilusión y trabajo detrás. Y sus food trucks lo demuestran, tan solo hay que ver modelos como el Lingote con un estilo años 70 muy marcado, original y fresco, originario de una pequeña ciudad francesa.

Moda pasajera, moda duradera, quién sabe. Lo que si está claro que mientras exista hay que arpvechar cada bocado.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12