En la Era de Instagram en la que los feeds se llenan de suculentos platos y llamativas recetas, los usuarios se preguntan si estos blogueros que se pasan la mayor parte del día documentando cada una de estas creaciones se las comen, las pagan o les invitan. Un influencers gastro neoyorkino responde a las preguntas de sus usuarios y explica tras la cámara cada cuánto comen fuera o si cocina en casa.

Preguntas

¿Te comes todo lo que sacas en las imágenes?

Normalmente sí porque la verdadera razón por la que hago esto es para disfrutar de la comida que busco y que fotografío.

Preguntas

¿Te pagan por ir a restaurantes?

No. A veces me invitan, pero la mayoría de los restaurantes que vale la pena conocer y comer en ellos no pagan por las publicaciones o las visitas.

Preguntas

¿Traes las sobras a casa?

Si me he dejado comida pido que me la pongan para llevar. Nunca tiro la comida.

Preguntas

¿Con qué frecuencia sales a comer?

Casi todos los días, desde el desayuno a la cena.

Preguntas

¿Con qué frecuencia cocinas en casa?

Casi nunca, por falta de tiempo. Pero me encanta.

Preguntas

¿Aproximadamente, cuánto gastas en comidas a la semana?

Más de cien euros, desde luego. Todo en restaurantes.

Preguntas

¿Cuánto tiempo se tarda en obtener la foto perfecta de Instagram?

Si tienes el truco cogido, la luz y toda la decoración colocada, sólo unos minutos. Intento hacerlo así para que los platos se parezcan a la realidad y ¡para que no se me quede la comida fría!

Preguntas

¿Qué piensan tus amigos y familiares de tu profesión?

Disfrutan de las ventajas de saber que si les recomiendo un restaurante van a disfrutar al 100%.