Todos hemos pasado por ese momento en el que desearíamos haber recordado meter el vino en la nevera antes de que llegaran los invitados, todo ello mientras la olla se desborda de agua. Si tu corta-pizzas no corta o te lloran los ojos cada vez que piensas en cortar una cebolla, quizás quieras echar un vistazo a algunos de estos utensilios. ¡Puede que te cambien la vida para siempre!

Perlas para enfriar el vino:

Hay unas cuantas empresas que han comenzado a fabricar estos pequeños artilugios tan útiles, algunos de los más recientes están hechos de acero inoxidable. Solo coloca estos cubitos de hielo metálicos en el fondo de tu vaso cuando quieras un vaso de vino blanco bien fresco. Estos pueden ser muy útiles cuando recibes una visita inesperada, aunque el precio de estas perlas puede que te haga querer volver a tu truco de congelar uvas y echarlas a tu vaso.

Gafas para cortar cebolla:

Puede que esto no sean para todos los foodies o cocineros amateurs, pero para aquellos que sufren la indignidad de llorar con un par de cebollas justo antes de una cena especial, tenemos la solución perfecta. Si tu máscara de esquí no resuelve el problema, quizás debas invertir en un par de gafas para cortar cebolla que evitaran futuros lloros (al menos encima de tu tabla de cortar).

Tijeras de pizza:

Sabemos que el último cortador de pizzas que te compraste está probablemente olvidado en el fondo del cajón. Tenías muchas esperanzas puestas en él, pensabas que tus días de cortar mal la pizza habían acabado. Estabas equivocado. No te preocupes, la tijeras de pizza son la respuesta a todos tus problemas. Con un borde afilado y una plataforma para sujetar la porción de pizza, este utensilio te ayudará a servir la pizza a tus amigos en nada de tiempo.

Olla para pasta con colador:

Un plato de pasta es una de las comidas más comunes en muchas casas (especialmente en las de estudiantes). Si este es tu caso, también verás que evitar tener que lavar un utensilio en vez de dos va a ahorrarte unos 4 minutos de tu vida. Prueba esta olla para pasta con agujeros en la tapa a través de los cuales podrás colar el agua una vez este cocinado, no necesitarás colador.

Tapa para evitar derrames:

Si tienes tendencia a dejar tus ollas llenas de verduras, arroz, pasta o sopa en los fogones sin atender durante varios minutos, esto te va a ayudar. Existe un utensilio que hará que el agua que se vaya a derramar no caiga a tu vitrocerámica recién limpia. Normalmente estas tapas están hechas de silicona.