Tomar el té es una costumbre más británica que española. Pero últimamente andamos intentando relegar tanta cafeína por una bolsita de hierbas aromáticas que diluimos en agua. Pero no nos confundamos, la teína también es un gran estimulante, ya que incrementa el estado de alerta y disminuye el tiempo de reacción del sistema nervioso. De todas formas, lo más interesante del mundo del té es el ritual que hay alrededor de una mesa y la infinidad de sabores que hay. Así que ya sabes, apunta, te proponemos algunos imprescindibles de Madrid.

Salón de Té Vailima. Calle Salustiano Olózaga, 18.

Con un estilo un tanto parisino y romántico, cada uno de los detalles de este local están medidos e inteligentemente pensados. Pero este lugar, no solo es decoración. Tes negros, verdes, blancos, rooibos, infusiones e incluso mates, componen una carta de 50 referencias. Además, para llevártelos a casa disponen de más de 150 diferentes. La variedad de tartas también son una perdición, ¡todas caseras!

El Jardín Secreto. Calle Conde Duque, 2.

Este lugar mágico tiene una interesante carta. Puedes comer, merendar, cenar y también tomarte un rico cóctel. Además disponen de una gran variedad de tés a los que les han puesto un nombre personalizado. Tés verdes (El Lago de las Hadas, Diosa de la Luz, etc.), tés negros (Tesoro Maya, Sueños de Invierno, etc.), tés rojos (Pu-Erh), Mezclum (Mil y Una Noches), Mezcla de frutas (Luna en el Jardín, Al Borde del Lago, etc.), Rooibos (Desierto Mágico, Viento y Olas, etc.), y Hierbas (Tila Flor, Menta Poleo, Flores de Azahar, etc.). No te contamos qué decoración tiene el local porque hay que verla insitu, ¡merece mucho la pena!

– Tetería Bomec. Calle San Joaquín, 8

Si parecía que solo lo podíamos ver en capítulos de Sexo en Nueva York, estábamos equivocados. Este lugar está lleno de camas para poder tomar un café, un vino o incluso comer o cenar. Pero lo que recomendamos es tomarse uno de sus maravillosos tés: 160 variedades diferentes para elegir. Muchos son traídos de Taiwán, Tailandia, China, África y la India. Y desde luego, su decoración asiática y la música chill out acompañan.

– Living in London. Calle Santa Engracia, 4

Con una estética puramente londinense te permite trasladarte hasta la capital británica en un segundo. Motivos floreados por todos lados y con una gran cantidad de tés para saborear. Además puedes acudir a la tienda que tienen para comprar menaje, productos, etc. relacionados con el mundo del té. Muy buenos los dulces, ¡prueba la tarta cheesecake!

Spicy Yuli. Calle de Valverde, 42.

Es imposible hablar de tés y no nombrar esta estupenda tienda de especias e infusiones. Tiene una pequeña mesa para sentarte y probar unos cuantos pero no está habilitada como cafetería. Merece la pena pasar por allí y llevarte unos cuantos a casa. Disponen de más de 180 especias distintas y más de 100 referencias de tés e infusiones. No nos permitimos hacer un recorrido por todas ellas, pero te aseguramos que cualquiera que se te ocurra, está allí. También dispone de tienda online pero el trato de Yuli es personalizado. Si necesitas cualquier consejo o resolver alguna duda ella te atiende con su gran sonrisa.