No, las aceitunas no sólo son carne de aperitivos o guarniciones superfluas de otras comidas más suculentas. Las olivas puedes ser el ingrediente clave del plato principal del menú diario. ¿No nos crees? Aquí van cinco opciones sanas y creativas.

5 platos con aceitunas (y no son aperitivos)

Tapenade. Seguimos el mismo proceso de la receta tradicional del hummus pero con aceitunas. Espolvoreamos pimentón en la cobertura.

5 platos con aceitunas (y no son aperitivos)

Mousse de aceitunas. Con un poco de nata y las aceitunas molidas, batimos hasta poner la mezcla a punto de nieve. Espolvoreamos perejil y añadimos unas gotas de aceite.

5 platos con aceitunas (y no son aperitivos)

Croquetas de aceitunas (o aceitunas rellenas de anchoas). Basta con hacer una bechamel de anchoas, rellenar las aceitunas y rebozarlas.

5 platos con aceitunas (y no son aperitivos)

Crema fría de aceitunas. Un plato de cuchara pero apetecible en verano con ingredientes sanos y frescos: aceitunas, caldo de verduras y aceite.

5 platos con aceitunas (y no son aperitivos)

Caramelo de aceituna negra. Es una receta original de Ferran Adrià y sólo tenemos que emplear, agua, caramelo aceituna negra machacada. Su elaboración es la misma que la de un caramelo normal.