Los planes que implican brasas, bebida fría, agradable compañía y Habanos de calidad siempre (o casi siempre) llegan a la vez que los fines de semana completamente soleados. Y como este año el verano ha llegado de golpe y un buen fuego siempre encandila (más aún si sobre la parrilla hay material de nivel…), las barbacoas al aire libre ya han empezado a organizarse casi a diario entre familiares y amigos.

La brasa o la parrilla (sin olvidar la sobremesa) rara vez no apetecen. Y si sobre ellas se preparan alimentos de manera saludable, menos aún: las carnes más magras, como las pechugas de pollo o pavo, los pescados y las rodajas de hortalizas (berenjenas, calabacines…) son alternativas bastante ligeras a las que cualquier tragón que se precie no podrá resistirse.

Una vez devorados algunos de los mejores productos de nuestra gastronomía, llega el momento preferido de muchos: la sobremesa. Y con ella, la oportunidad perfecta para que los amantes del mejor tabaco del mundo puedan disfrutar de un habano en condiciones. A continuación, te proponemos una selección de cuatro magníficas opciones (vitolas de tamaño mediano o grande) para saborear durante tu barbacoa de verano:

1. Partagás Serie P No.2. Esta legendaria marca fue creada en 1845 por Jaime Partagás (nota para neófitos: un Partagás es inmediatamente reconocible por su carácter y su rico e intenso sabor). Su fábrica, localizada detrás del Capitolio Nacional de La Habana, es una de las más famosas y antiguas de todo el mundo. Pujanza e intensidad de sabores marcan desde sus comienzos esta vitola figurada (Pirámides) de 156 mm de longitud y cepo 52, que pertenece a la moderna línea de la marca Serie. Los toques amaderados y especiados del primer tercio van dejando espacio a lo largo de la fumada a notas dulces y cremosas. Tiempo de fumada: 65/75 minutos.

Partagás Serie P No.2.

2. Montecristo Double Edmundo. La marca de Habanos más famosa e internacional toma su nombre de El conde de Montecristo, novela que en su época el lector de la fábrica leía a los torcedores de cigarros. Se hizo tan popular que terminó siendo la denominación de la prestigiosa marca. Y el nombre de esta línea hace referencia a su protagonista, Edmundo Dantés. Se trata de un habano de 155 mm de longitud y cepo 50, ideal para quién busca una fortaleza media-fuerte y un sabor amaderado, tostado, con notas minerales y terrosas, y recuerdos a frutos secos, chocolate y café. Tiempo de fumada: 65/70 minutos.

Montecristo Double Edmundo.

3. Romeo y Julieta Wide Churchills. La famosa tragedia de Shakespeare dio nombre a esta marca de cigarros creada en 1875 y de la que Winston Churchill fue un devoto aficionado. Tanto es así que su nombre se utilizó para la que sería la más conocida de las vitolas de esta marca, Churchills. Años después Churchills dio nombre a una línea a la que pertenece este Wide Churchills, un cigarro con una liga equilibrada y aromática, de 130 mm de longitud y cepo 55. Nos regala amplias bocanadas que nos traen recuerdos de vainilla, avellanas y miel. Tiempo de fumada: 50/60 minutos.

Romeo y Julieta Wide Churchills.

4. H. Upmann Magnum 50. Es uno de los cigarros más emblemáticos de la marca creada por el alemán Hernan Upmann, quien en 1843 se estableció en Cuba para abrir una fábrica de Habanos siguiendo su gran pasión. Años más tarde su banco cerró, pero su fábrica siguió abierta hasta nuestros días. Sus 160 mm de longitud y cepo 50 nos ofrecen una fumada de fortaleza suave-media y un sabor amaderado y especiado, con notas de pimienta, cacao, café y melazas. Tiempo de fumada: 65/75 minutos.

H. Upmann Mágnum 50

Deja un comentario