El sommelier y barman Jeremy Allen, de MiniBar de Los Ángeles, explica cuáles son las cualidades que hacen que una carta de cócteles sea un éxito. “Hay muchos menús de bebidas y cócteles que están llenos de licores e ingredientes muy oscuros de los que desconoces cuáles son sus componentes”, explica Allen. El barman cuenta que la primera clave está en la simplicidad, en descubrir lo que las personas quieren y en crear cócteles a su medida. La segunda cualidad es el contexto, es decir, la carta de cócteles tiene que tener sentido con el lugar en el que está. “En MiniBar no tiene sentido que haya una bebida flameante, pero cualquiera de nuestros camareros han hecho y hacen este tipo de cócteles”, explica el barman. Lo que quiere decir es que no es necesario hacer cócteles llamativos o súper creativos para tener una carta que sea un éxito.

“A veces, el impulso por hacer algo llamativo y mostrar la amplia habilidad de un camarero se interpone en el camino de una buena bebida”; explica Jeremy como cuarta cualidad. El barman considera que los menús de cócteles deberían enfocarse un poco más en organizarlos como la carta habitual de comidas, es decir, por categoría en lugar de simplificarlo todo en una simple lista.

Y por último, de la misma forma que, en ocasiones, sabes que quieres comerte un determinado plato y no te lees todo el menú,  Allen argumenta así la cuarta clave del éxito: “Si quieres pasta, vas a la parte de pasta del menú para buscarla”. Se entiende, ¿no?