1. La Siesta
La localización ideal para disfrutar con calma de Jávea. En La Siesta te ofrecen una
amplia propuesta culinaria que abarca desde bebidas espirituosas que perturban
siestas hasta deliciosa comida con la que la modorrilla está asegurada.
¿Lo mejor? Se te olvidará la hora que es. Y, sinceramente, perder la noción del
tiempo es la perfecta señal.


2. Estapati
Tal y como explican ellos, proponen “tapas con corazón”, en las que no solo los
pinchos de diseño y sabor exquisito los definen, sino que la preparación al detalle y
la singular presentación hacen de esta experiencia un básico en la ciudad
alicantina.


3. Cala Bandida
Un restaurante ubicado en un entorno privilegiado, en el que apuestan por el
disfrute de su localización, donde se puede sentir el amanecer peninsular de la mano de una cocina mediterránea de alta calidad.
Cala Bandida es un lugar para ir, vivir y ser. Y cómo no, para recordar.