El champán es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, sobre todo cuando se trata de celebrar algo importante. Una boda, un bautizo, la apertura de un nuevo negocio… y también, claro, si se gana la lotería de Navidad. Hoy, 22 de diciembre, todos esperamos que la fortuna nos elija y, por eso (y por si acaso), hemos preparado una selección de los mejores champanes y cavas del mercado. Porque las burbujas siempre han sido sinónimo de alegría en cualquier festejo. Y porque quién sabe si este año seremos nosotros los afortunados. ¡Chin chin!

Ruinart Champagne Blanc de Blancs

Insignia del sabor de Ruinart, existe a partir de una mezcla 100% Chardonnay de varios años. En este vino se embotella la pureza de las uvas, una gran parte procedentes de Premiers Crus, de los viñedos de Côte des Blancs y Montagne de Reims, complementado con vinos de Sézannais, conocidos por su madurez. ¿El resultado? Una referencia intensamente aromática.

Möet & Chandon Brut Impérial

Es uno de los emblemas indiscutibles del universo del champán: con 24 meses de crianza, tiene más de un siglo y medio de existencia y es sinónimo de lujo y exclusividad. Por eso encabeza la lista de los más vendidos… bueno, por eso y porque es una referencia vibrante e intensa, en la que se aprecian el aroma a cítricos y frutas, así como la frescura de los matices minerales y las flores blancas. Marida a la perfección con postres de frutas, foie mi-cuit o las tan aclamadas ostras.

Dom Perignon Vintage 2010

Procede de una de las mejores cosechas de los últimos tiempos: se elabora exclusivamente con las mejores uvas de un único año y si estas no tienen la suficiente calidad la bodega no lo produce. De hecho, pasa un mínimo de ocho años de crianza en bodega, lo que lo convierte en la estrella del lujo por excelencia.

Cristal de Louis Roederer

Sin duda alguna, este es de los más icónicos del noroeste de Francia. Lo elaboraron por primera vez en 1876, bajo petición del zar Alejandro II, y desde entonces ha pasado de generación en generación respetando la tradición hasta nuestros días. ¿Sus características? Resulta sabroso, concentrado y puede presumir de una enorme tensión y precisión aromática.

Taittinger Brut Reserva

Ha pasado 36 meses de crianza en botella, sin salir de las cavas, y nace gracias a un 40% de uva Chardonnay y un 60% de Pinot Noir y Pinot Meunier, lo que le confiere aromas afrutados. Es armonioso, delicado y sutil, además de ideal para acompañar entrantes, pescados y mariscos.

Perrier-Jouet Grand Brut

La marca fue fundada en Epernay (Francia) en 1811 y, desde entonces, es famosa por su colección de viñedos: de ellos han salido algunos de los mejores espumosos de la historia. Este Grand Brut, fresco, equilibrado y con delicados aromas florales y a vainilla, es un homenaje al creador de la casa.

MUMM Grand Cordon

Hay espumosos que no defraudan nunca. Como este, intenso y complejo a partes iguales y con aromas a fruta fresca que evolucionan en boca hacia un final de lo más potente. Con 20 meses de crianza en botella, resulta perfecto para tomar como aperitivo, pero también para maridar alimentos como el foie gras, las vieiras o las ostras.

Canard-Duchêne Cuvée Léonie Brut

Proviene de la famosa bodega Canard-Duchêne (su nombre ya avisa…) y está dedicado a su fundador. Un espumoso que destaca por su madurez y complejidad, puesto que únicamente se embotella cuando las cosechas son excepcionales. Su aroma fresco se caracteriza por notas a frutas exóticas y flores secas.

Faustino Brut Reserva

El cava Faustino Brut Reserva sobresale, sobre todo, por su aroma de frutos secos con notas de frutas blancas. Las pinceladas amarillas pajizas con toques dorados que presenta hacen que destaque entre los demás, además de por demostrar un envidiable equilibrio. Su burbuja es de tamaño medio y su precio, 6,91 euros en las principales superficies, imbatible.

Via de la Plata Brut Nature

Su color también es amarillo pajizo pero, a diferencia de su compañero anterior, este luce matices verdosos, lo que se traduce en un aroma amielado con notas de frutos secos y de fermentación. En resumen, un vino ligero y fresco, además de asequible para todos los bolsillos (5,66 euros en supermercados).

Deja un comentario