La gran cantidad de tipos de vinos de Jerez que existen, al igual que sus características, permite mucha versatilidad en el mundo del cóctel. Por eso, hemos realizado un pequeño filtro y hemos seleccionado tres de los vinos más populares de la categoría de Generosos, es decir, Manzanilla, Fino y Amontillado. Otros vinos, los Dulces,  como el Moscatel o el Pedro Ximénez, y los Vinos Generosos de Licor o secos los dejaremos para otra ocasión. Comenzamos:

Manzanilla

Este vino blanco, seco, de tonos amarillentos y aroma floral mezcla de almendra es de gusto fresco y ligeramente ácido. Se realiza únicamente en las bodegas de Sanlúcar de Barrameda.

Un cóctel excelente para elaborar con manzanilla es el Sherry Mary o, lo que es lo mismo, la versión del Bloody Mary en la que sustituye el vodka por vino de Sanlúcar.

Fino

Este segundo vino también se encuentra en la categoría de blanco y seco pero, en este caso, su color cambia y se torna mucho más dorado que la manzanilla. El aroma mezcla deja cierto recuerdo almendrado y fresco.

Para elaborar un cóctel con fino hemos pensado en el Boston Bamboo, su nombre se lo da el color que se crea, similar a la madera del bambú. al mezclar vino de jerez con angostura de naranja. Estupendo para ir abriendo boca.

Amontillado

Diferenciarás el Amontillado de los anteriores a simple vista, ya que su color es más oscuro, en tonos ámbar. En boca, por supuesto, también cambia con sus notas de madera y frutos secos.

Para el cóctel con amontillado nos decantamos por el Sherry Shandy. Solo se necesita este vino de Jerez, jengibre, angostura y una rodaja de limón para el toque final.