Los sabores cariocas son los que primero se ven y se saborean en la carta de Rubaiyat, desde los entrantes hasta el postre. Su chef, Mariana Argeoli, y su cocinero ejecutivo, Daniel Redondo, dejan claro que Rubaiyat no es sólo carne, aunque hay que mencionar que sus carnes provienen de crianza propia desde su hacienda brasileña para crear platos como la costilla de cerdo confitada con puré de patata y chucrut. Pero aquí también se pueden degustar maravillosas creaciones como el lomo de bacalao cocido a baja temperatura con puré de garbanzo y vinagreta de pimientos.

Para estos días todavía calurosos los chef recomiendan platos frescos como el capellini con setas salteadas, mantequilla de limón y aceite de trufa blanca o la ensalada de verano con hojas frescas, queso feta, granada, manzana verde, vinagreta de yogur y cacahuete caramelizado. Entre los postres más destacados hacen incapié en la panna cotta con coulis de guayaba, la tartaleta de ganache de chocolate con helado de paçoca y el açaí de banana caramelizada y farofa de anacardos.