La historia de MSC Cruceros, la mayor empresa de cruceros de propiedad privada a nivel mundial y principal línea de cruceros entre Europa y América del Sur, está ligada al Mediterráneo, donde la pasión por la comida es una forma de vida: disfrutar de la buena gastronomía es algo fundamental a la hora de crear emociones. Por ello la compañía permite a sus pasajeros descubrir nuevas culturas y sabores mientras se dirigen a nuevos destinos.

Utilizando alimentos frescos y de máxima calidad, la experiencia gastro en un barco de la compañía se distingue por la gran variedad de cocinas internacionales y mediterráneas, así como por una amplia gama de formatos disponibles, entre los que se incluyen la comida formal en el restaurante principal, opciones más informales en los bufé, cena gourmet en los locales de especialidades y el restaurante de MSC Yacht Club.

El punto exclusivo lo pone el chef Ramón Freixa, quien ha creado dos platos excepcionales y una gama de tapas para los pasajeros de MSC cruceros: 

Royal de pato con crema de foie y cebollas para el restaurante principal Gala Night, el plato estrella de Ramón Freixa.

Una fantástica Pluma Ibérica lacada con una deliciosa mayonesa de caldo de ternera para el MSC Yacht Club y, para los pasajeros que desean algo más ligero, una selección de tapas auténticas (con una irresistible pasta Caprese Rigatoni, un cono de tortillas española con cebolla crujiente y mayonesa de pimentón, y la reinterpretación de un clásico, Dentro de un huevo: “Ensaladilla rusa”). 

Con MSC Cruceros, convierte la experiencia de viajar en algo diferente.