Lúa, luna en gallego, es el proyecto personal de un chef amante de su tierra que en su restaurante sirve un único menú, el degustación. Manuel Domínguez lleva más de diez años trabajando en este concepto en donde aúna el placer de un menú degustación basado en la gastronomía gallega para disfrutarlo en su comedor con el tradicional tapeo español de aires gallegos para degustar sobre sus mesas altas. La evolución creativa de este chef le ha servido para obtener dos Soles Repsol, dos M en la Guía Metrópoli y una estrella Michelín en la edición 2016 de la Guía Roja, convirtiéndose en el único gallego fuera de Galicia en conseguir este galardón.

Lúa se define como “cocina tradicional del siglo XXI” presentada en un único menú degustación que va cambiando cada temporada según el mercado y la estacionalidad de los productos utilizados. La otra parte de Lúa son su barra y sus mesas altas. Aquí, en el exterior, su carta de tapas y de raciones completa la oferta de este gallego con platos como el pulpo à feira, las bravas de langostino, los nuggets de mollejas, el marisco fusión como las navajas con ponzu o las vieiras con tomatillo verde.

 

El menú Lúa está compuesto por nueve pasos; tres aperitivos, dos entrantes, un pescado, una carne, un pre-postre y un postre. También está disponible con maridaje, en el que cada paso se armoniza con un vino diferente y acorde a cada plato. El gazpacho de melocotón amarillo con huevas de trucha y pez mantequilla, el carpaccio de carabinero con mayonesa de jengibre, la torrija de tomate, foie y arenque marinado o el tataki de bonito con sopa de berza y katsuobushi con cebollitas caramelizadas, son algunos de los platos que destacan dentro de su exquisito menú. Pero que, como has visto, en función de la estacionalidad algunas de sus creaciones van variando.