Sano, sencillo, delicioso y muy divertido, ¿todo esto esto posible cuando se trata de que los niño coman fruta? Pues sí y, no sólo los más pequeños, porque los mayores también lo adorarán.

La marca Lékué constantemente le da al coco para innovar con los utensilios de cocina y crear alternativas que simplifiquen las tareas culinarias. En este caso,  han pensado en algo muy sencillo pero que solventará tus meriendas, postres y aperitivos estas vacaciones.

Se trata del kit de polos apilables, unos sencillos aparatitos que se rellenan con fruta, y que, tras dejarlos enfriar en el congelador, se transforman en helados naturales. Una manera de que la fruta deje de ser aburrida y que los helados pasean a ser muy sanos. ¡Todos contentos!

Apunta una receta que encontrarás a continuación para elaborar tus propios polos de fruta con una combinación de frutas naturales que, créenos, te conquistará:

INGREDIENTES:

  • 30g. fresas.
  • 30 g. arándanos.
  • 100 g. kiwi.
  • 5 naranjas aprox. de las que exprimiremos su zumo.

PREPARACIÓN:

  1. Con la ayuda de una batidora mezclamos todos los ingredientes.
  2. Coloca la mezcla en cada molde hasta llegar a la línea máxima del mode. Puedes añadir algunos trozos de fruta entera para que quede más vistoso.
  3. Coloca los moldes en el congelador y déjalos reposar allí durante unas cuatro horas. Pasado este tiempo, estarán listos para disfrutarlos.