Beatriz Echevarría es la impulsora de este obrador madrileño que, fruto de su afán por conseguir la perfección en todas sus creaciones, comienza una colaboración temporal junto a Toni Vera, chef pastelero de la Pastisseria Canal y de Barcelona y autor del Mejor Croissant Artesano de Mantequilla del año 2016.

El Horno de Babette, ha creado una cuidada selección de panes hechos con harinas molidas a la piedra sin aditivos, además de una repostería exquisita. Y ahora, durante varias semanas, con el objetivo de mejorar la técnica, El Horno de Babette acoge a Toni Vera. “Son nuestros productos de siempre, pero con métodos de pastelería avanzada introducidos por Toni durante su estancia”, explica Echeverría.

Un ejemplo de ello es el croissant, el cuál se acaba de transformar gracias a la calidad de su mantequilla y su laminado, tratando de conseguir el máximo número de capas finas de masa y mantequilla intercaladas sin que se rompan. Esta es la clave de Toni Vera. Dentro de esta línea de excelencia que sigue El Horno de Babette, tanto en la materia prima como en el proceso de elaboración (con masa madre, harina de calidad, sin aditivos químicos, ni conservantes), están todos sus productos: panes con procesos de fermentación lenta y formados a mano con el único objetivo de recuperar el sabor, el aroma y el poder nutritivo del pan de siempre, dando como resultado hogazones/ baguettes/ epis/ escaleras o parisinas de trigo, de centeno, de espelta, panes integrales 100%, semi-integrales, blancos o de grano completo.