En Oslo, capital de Noruega, existe una granja urbana que pertenece al colectivo Losaeter. En ella se encuentran campos de cereales, jardines con terrazas y una zona común de plantaciones con el objetivo de crear un complejo ideal construido a partir de una vieja estructura de barco. Esta isla verde se encuentra en medio de la ciudad y es utilizada por cooperativas como Flatbread Society y la fundación Future of Food con la idea de generar nuevas formas de agricultura responsable.

El lugar recibe visitantes con el fin de mostrarles esta nueva forma de agricultura a través de talleres en los que aprenden a preparar pan, recolectar legumbres o tareas de jardinería. Además, este espacio cuenta con comedores comunitarios, exposiciones de arte contemporáneo y conferencias. Para Loseater, la alimentación del futuro no se centrará ni en los insectos ni en la comida en polvo de alta tecnología, sino en el regreso a las prácticas comunitarias.