El mundo de la publicidad siempre ha ido muy ligado a los productos gastronómicos. La máxima de cualquier producto – sea gastronómico o no – es intentar vender siempre cuanto más mejor. Hay compañías, como CocaCola por ejemplo, que son conocidas por sus grandes campañas publicitarias a lo largo de la historia. En las que siempre innovan y siempre recurren a la empatía sentimental del espectador consumidor. En otras campañas publicitarias, como por ejemplo Kinder Bueno, la gracia está en no innovar. ¿Cuántas generaciones de niños habrán visto al mismo chico rubio en las cajas y envoltorios de Kinder Chocolate?

Pues Oreo – según dicen es el segundo producto alimenticio más vendido en el mundo por detrás del Big Mac de McDonalds – es una de estas compañías. La compañía, que cumplió 100 años en 2012, ha sido siempre un referente de la publicidad y del marketing. No podríamos hablar de todas las campañas que NABISCO – la gran compañía detrás de estas galletas – ha realizado a través de los años. Pero aquí os enseñamos algunas que más nos llamaron la atención.

Las primeras campañas

Desde su nacimiento en 1912, los anuncios de Oreo ya eran un referente.

SuperBowl 2013

En la SuperBowl de 2013, Oreo hizo gala de una rapidez y una estrategia de marketing impecable cuando aprovechó un apagón para publicar un tuit con una imagen increíble casi al instante.

La celebración de los 100 años

En 2012 celebraron su centenario con una campaña de 100 imágenes en las que mostraban – a través de diseños con sus galletas – mitos de esos 100 años, como por ejemplo la conquista del Everest o el nacimiento de la televisión en color.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12