¿Cuántas veces has comido carne? ¿Cuántas veces has rechazado comida exótica de
otras partes del planeta, por si acaso? O, mejor aún, ¿cuántas veces has dicho “eso
yo lo quiero probar”? Pues en Kenia tienes parada obligatoria: restaurante
Carnivore, en Nairobi.

Carnivore se presenta como un restaurante en el que se pueden degustar los
sabores más típicos de la cultura africana, y se ha convertido en un monumento
turístico indispensable. Es más, vive de ellos, de los turistas y de su
ansia por probar cosas nuevas.

La idea de negocio surgió para dar una actividad nueva al turismo en Kenia;
hacerles disfrutar de las mismas especies que se pueden ver en los safaris –eso sí,
evitando algunos animales, como la cebra, gacela o la jirafa, que se han prohibido
por la Ley de la Conservación de las Especies-.

Foto vía restaurante Carnivore.

Los cocineros se encuentran rodeando una parrilla en la que la carne de cocodrilos,
avestruces y demás no cesa de cocinarse. Los camareros sirven, en largas
brochetas, la carne a los clientes y no de cualquier forma, sino que el restaurante es
básicamente un “come hasta que explotes”. Es decir, el menú es ilimitado, carne sin
cesar. Solamente pararan de servirte si retiras la bandera situada encima de la
mesa, y será entonces cuando seas un auténtico carnívoro.

Desde la página web del restaurante Carnivore podrás ver todos los menús, así
como dar un paseo virtual por su local.