¿Qué pueden tener en común personalidades de la talla del escritor inglés Ben Brooks, la diseñador gráfica, directora de arte e ilustradora, socia de la agencia de diseño Sagmaister&Walsh Jessi Walsh y la cantante indie de Santiago de Chile Javiera Mena? En principio no demasiado. Pero algo sí. Que todos ellos acudieron a la presentación del nuevo pop-up Restaurant a mano de Bodegas Torres.

Bodegas Torres se envuelve en una filosofía que busca expandir y abrir la veda de las relaciones interpersonales alrededor de sus vinos. Sus propiedades y su calidad unen a todos aquellos que se deleitan con ellos, a compartir pensamientos, experiencias y a estrechar lazos en veladas donde los invitados pueden ser nuestros amigos más íntimos o aquellos que pronto lo serán. Así, tratan de unir personas a través de una de las bebidas más reconfortantes e importantes de nuestra sociedad, de ahí el por qué de su lema Should we meet? (¿Nos juntamos?)

En la fiesta de inauguración del primer pop-up Restaurant de Bodegas Torres, se eligió al anfitrión más especial y emblemático – típico de la historia del Penedès – el delicioso Gallo Negro del Penedès. Con tan solo un pequeño sorbo de este manjar, los invitados podían imaginarse a sí mismos viajando a travez del tiempo y apareciendo en el origen de tal exquisitez: en la bodega fundada en 1870.

Qué mejor lugar, por tanto, para la celebración de este evento que Vilafranca del Penedès, donde se emplaza la Bodega Original de Torres; una bodega emblemática, con muchos años de historia, mágica y única, con el encanto de las bodegas de toda la vida.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12