Bocavante nace de la unión de dos amigos venezolanos, Ignacio Marcos y Franco Cerruti, que deciden darle una vuelta al concepto gastro actual para crear algo original. Aunque ninguno de los dos tenía estudios de restauración, siempre habían soñado con tener un restaurante. Desde su inicio en España les llamaba la atención la diversidad de tipos de comida en la capital y que, a pesar de esto, el concepto americano del Lobster Roll, los perritos de langosta, no se habían instaurado todavía.

A partir de ahí, junto con su amor por la comida del mar y el pan, se lanzaron a la creación de un restaurante de este tipo perritos calientes.  Y no sólo de langosta o bogavante, aquí también es posible probarlos de pulpitos, chipirón, gambón, bonito y cagrejo. Una delicia accesible a todo tipo de bolsillos que se acompaña de patatas gajo y salsa de la casa Bravavante, salsa brava con base de bogavante.