Instagram se ha convertido, sin lugar a dudas, en la herramienta de comunicación de este año. Es la principal fuente de comunicación de imágenes – aunque también texto – y ya sabemos que una imagen vale más que mil palabras – y sí, te miramos a ti Twitter, y a tus 140 caracteres. Usamos Instagram como herramienta para transmitir todo lo que hacemos en todo momento: nuestras salidas nocturnas con los amigos, lo que comemos, lo que leemos, los lugares que visitamos en las vacaciones, e incluso a veces la usamos como medio de trabajo; sobre todo en los trabajos relacionados con el arte, el diseño y la moda. Instagram es la ventana al mundo del siglo XXI.

En esta red social estamos casi todos, ¿casi? ¿no falta nadie? Faltaba solo una icónico personaje, Barbie. A través de la cuenta Socality Barbie la adorada muñeca con la que creció una generación de niñas – y también niños – se ha adaptado a las nuevas tecnologías y se ha abierto una cuenta en Instagram. Con fotos muy cuidadas y estudiadas, los creadores de esta cuenta, muestran a Barbie en distintas actividades que son el reclamo de los Instagrammers maás empedernidos y que a su vez, no son más que una copia de una copia escasa de originalidad. Ahora bien, son imágenes agradables a la vista, que crean envidia a golpe de like y que nos sacan un poco de la realidad y nos llevan a una especie de superficialidad que a veces es tan necesaria para poder desconectar del mundo real.

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

La Barbie foodie ha llegado a Instagram

Samuel García

S4MU3LT4p4$12