Es el hermano pequeño de Silk & Soya de Alcobendas, un singular espacio que fue
pionero en 2005 en fusionar la cocina mediterránea con la tailandesa. Este es su segundo
local con un autenticidad de propuesta que le ha llevado a tener el certificado Thaï Select
del gobierno tailandés. Su gastronomía se centra en recetas tradicionales tailandesas
revisadas y en originales propuestas, una carta de cócteles para todos los gustos y un
precio medio de 25 euros.

Foto vía Instagram

Bang Cook es teletransportarse a su bullicio, a sus templos y a sus palacios. Es entrar en
un jardín en mitad de Chamberí inspirado en el estilo thai. Sus propuestas gastronómicas
están enfocadas a todos los gustos, pero sobre todo para compartir. Platos como la Tom
Yam Koong (sopa de langostinos picante), el Hala Bala (wok de fideos de soja y verduras
al dente con especias thai) y currys como el de langostinos al curry rojo con leche de coco
y albahaca. Si quieres viajar con el paladar a uno de los países más interesantes de Asia,
este es tu sitio.