Lo más común durante el invierno es que suframos resfriados, gripes o enfermedades que nos afecten al respirar. En muchas ocasiones, estas dolencias pueden evitarse, eso sí, unido siempre a un estilo de vida saludable, si se aprovechan las propiedades nutricionales de ciertas frutas y verduras que refuerzan el sistema inmunológico. Te dejamos una lista de los alimentos que más necesitamos en los meses de frío:

Alimentos que evitan las enfermedades de invierno

Naranjas y mandarinas

Gracias a que son toda una bomba de vitaminas A, B1, B2 y C nos ayudan a evitar la gripe y catarros comunes, además de reforzar nuestro sistema digestivo evitando el estreñimiento. Eso sí, tómate la pieza de fruta al completo, no en zumos.

Alimentos que evitan las enfermedades de invierno

Kiwi

Mucha gente asocia solo las naranjas con una gran cantidad de vitamina C, sin embargo, el kiwi posee el doble de vitamina C , y no sólo eso, sino que además es muy beneficioso en personas con enfermedades cardiovasculares ya que contiene propiedades anticoagulantes.

Alimentos que evitan las enfermedades de invierno

Coles

Sus beneficios antioxidantes, además de vitamina C y ácido cítrico son un remedio perfecto para el invierno. Es preferible que se consuma cocida.

Alimentos que evitan las enfermedades de invierno

Manzanas

Se la considera una de las piezas de fruta más completa a nivel nutricional. Su época del año ideal es el otoño pero, en invierno también es beneficioso consumirla. Tiene un gran efecto saciante (consumida con piel) y pocas calorías,  por lo que es recomendable en personas que buscan bajar de peso.

Alimentos que evitan las enfermedades de invierno

Cebollas

Son estupendas para frenar los problemas respiratorios ya que poseen propiedades antisépticas y mucolíticas. Al inhalar el aroma que desprende esta verdura se elimina la mucosa de las vías respiratorias.

Alimentos que evitan las enfermedades de invierno

Peras

Sus maravillosas propiedades son ideales para mantener a raya el colesterol. No solo es un fruto invernal, se pueden consumir todo el año, al natural, en dulces o en mermeladas caseras.