Gastronomía sostenible es una iniciativa para apoyar al pequeño productor y promover la cocina saludable de la mano de El Celler de Can Roca y BBVA. A través de una plataforma creada expresamente para ello, los hermanos Roca han dado con una fórmula mixta de delivery (en realidad más una suscripción) que consiste en el envío mensual de una cesta con productos de temporada seleccionados entre los productores locales y con recetas de los Roca para elaborarlos. Y estará disponible a partir del mes de julio.

Los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca han ideado este formato con el fin de «apoyar al pequeño productor y promover la cocina saludable».

Se trata además de un proyecto autofinanciado, que no factura ni El Celler ni el banco. El precio será de 70 € para cada pedido y estará formado por una serie productos procedentes de proveedores de confianza del restaurante, y en ella proponen una receta salada de Joan Roca, un postre de Jordi Roca y un vino elegido por Josep Roca, sumiller de El Celler de Can Roca, para acompañar la receta de cada mes.

Una nueva plataforma

Los contenidos generados para cada propuesta estarán a disposición de todo el mundo a través de la plataforma de ‘Gastronomía sostenible’, donde se podrá acceder a vídeos de las recetas, reportajes con los productores que participan cada mes y la forma de contacto para poder hacer pedidos directos de cada uno de los productos.

El proyecto nace con el propósito de poner en valor el trabajo de los agricultores, ganaderos, pescadores y bodegas de toda España a través de fáciles y sabrosas recetas. Cada mes, los hermanos Roca seleccionarán los mejores ingredientes de temporada y harán una propuesta para cocinarlos.

Una cesta de productos llegará a domicilio a quien lo suscriba. Es un envío para dos personas con instrucciones para realizar los platos, información sobre la historia de los productores y consejos para sacar el mejor partido a cada ingrediente.

Cesta ‘piloto’ del mes de junio de El Celler de Can Roca y BBVA. Foto: BBVA

En busca del equilibrio económico, social y medioambiental

La alimentación, sostienen los Roca «es la primera medicina. Y si somos lo que comemos, ahora más que nunca la sociedad debe ser consciente de los hábitos de consumo. En un momento en el que se demandan nuevas formas de consumo, este proyecto se posiciona para ofrecer algunas herramientas para hacerlo posible y contribuir en esa transición hacia una gastronomía sostenible».

«Para lograr esa armonía buscamos hacerlo desde el equilibrio económico, social y medioambiental, apoyando los productos locales, cuidados, de primera calidad»
–continúa Joan Roca. «Fomentando también hábitos saludables a partir de una alimentación sana, acercando las propiedades de cada producto de temporada y proporcionando sugerencias culinarias pero también beneficiosas para la salud».

«Hoy más que nunca es tiempo de cuidarnos. Y ‘Gastronomía Sostenible’ nace con esa vocación: cuidar de los productores, cuidar a los nuestros, cuidar de nuestra salud y cuidar de la salud de nuestro planeta», explica Óscar Moya, responsable global de Marketing en BBVA. Esta iniciativa se suma a otras puestas en marcha por la entidad para apoyar a este tipo de productores en la situación actual.

Pato con salsa de cerezas para el mes de junio

Para el envío piloto del proyecto, Joan Roca ha seleccionado unos muslos y un magret de pato de Ànec 5 Aglans. Esta empresa catalana se dedica a la cría de patos de la raza Ailesbury, una raza pura caracterizada por su resistencia a enfermedades que hace que no necesite vacunas ni tratamientos. El sabor especial de su carne se obtiene optimizando el bienestar del animal, evitando su estrés y alimentándolo con pienso, trigo, maíz y bellota, lo que le confiere una calidad única.

La receta propuesta para este pato tiene como protagonistas a las cerezas picotas, provistas por la Asociación de Cooperativas Valle del Jerte, y un vinagre Cabernet Sauvignon de Cellers Avgvstvs Forvm. El plato se completa con un vino Gresa expressió 2012 de Vinyes d’Olivardots. Esta bodega del Alt Empordà practica la viticultura sostenible para obtener la mejor uva posible que dota a sus vinos de personalidad y calidad.

Para el postre, Jordi Roca plantea un recuit de cabra de Recuits de Fonteta, una especie de requesón de cabra fresco, cremoso y delicado elaborado de forma artesanal. Higos en almíbar de Can Bech y miel de Mel Territori acompañan y potencian este postre de queso.

Recuit de Fonteta, el postre de Gastronomía Sostenible según la receta de El Celler de Can Roca. Foto: BBVA.

Valores compartidos

La aventura de El Celler de Can Roca y BBVA es una historia con unos valores compartidos: responsabilidad, innovación, compromiso, globalidad, liderazgo y espíritu de superación. Ingredientes comunes que han hecho que esta apasionante receta sea posible. Una alianza que nace en 2014 y que ha recorrido todo el mundo, buscando la dinamización de pequeños productores en cada región. Y dando a conocer las historias de esos productos de autor.

Gastronomía sostenible. Apoyo al pequeño productor’ es un paso más en el respaldo a esos productores en el momento en que más lo necesitan. «La situación actual debe provocar un cambio de actitud en todos nosotros. Debemos ser mucho más conscientes de la importancia de la salud, del respeto con el entorno y el medio ambiente. Conscientes de que hay que preservar los recursos naturales y reconociendo la labor de la gente que trabaja en la tierra y en el mar. Una recuperación social que ha de ser verde, inclusiva y resiliente», comenta Joan Roca.

Son muchas y muy diversas las líneas de innovación que han surgido desde entonces, desde Roca Recicla, una gama de productos exclusivos que parten de residuos generados por el propio restaurante, hasta colaboraciones con comunidades indígenas en América Latina para el desarrollo y recuperación de cultivos de cacao.

Deja un comentario